jueves, 14 de marzo de 2013

CHEESECAKE JAPONÉS



Esta semana hemos empezado a promocionar nuestros talleres, estamos muy ilusionadas, hemos empezado con un curso de cupcakes de buttercream, temática flores y con otro de cupcakes decoración en forma de zapato. Esto no queda aquí, vamos a seguir con otro de cupcakes de fondant y más adelante empezaremos con los online. Las fechas las iremos publicando en el facebook con tiempo suficiente.

Y ahora si que siiiiii, vaya tarta de queso, buena, buena, buenísima hasta el infinito y más allá... su textura es parecida a la de una mousse, muy suave con razón se le llama suave algodón. La receta es del blog Uno de Dos, os recomendamos que lo visitéis.

Se os esta haciendo la boca agua? jijiji... venga que paramos ya... ahí va la receta.

Ingredientes:

- 450 grs de queso crema (hemos utilizado philadelphia)
- 100 ml de leche entera
- 55 grs de mantequilla
- 6 huevos medianos
- 150 grs de azúcar
- 60 grs de harina
- 20 grs de maizena
- 1/4 tsp crémor tártaro ( una cucharadita tamaño café), si no tenéis crémor también podéis utilizar un sobre blanco de gasificante del Mercadona
- 1 tsp de esencia de limón ( cucharadita de postre)
- ralladura de limón grande
- 1 pizca de sal

Preparación:


Precalentamos el horno a 150º C arriba y abajo.

En un recipiente ponemos a calentar en el fuego la mantequilla, el queso, la leche y el azúcar. Removemos y una vez que tengamos la mezcla homogénea retiramos y dejamos enfriar.

A continuación, separamos las claras,  las yemas las añadimos a la mezcla anterior, y a su vez añadimos la ralladura de limón, la esencia y la harina con la maizena tamizadas.

En un bol a parte montamos las claras a punto de nieve con el crémor tártaro y la pizca de sal.

Añadimos las claras con cuidado y siempre con movimientos envolventes a la mezcla, intentando que no se baje mucho.

Horneamos al baño María durante una hora aproximadamente, o hasta que al pinchar con un palillo veamos que sale limpio. Si veis que se dora mucho, lo que nosotras hemos hecho es sobre los 40 minutos ponerle un poco de papel de aluminio por encima para evitar que se siga dorando.

Apagamos el horno y lo dejamos con la puerta entreabierta hasta que esté frío. Una vez que lo tenemos, desmoldamos y decoramos al gusto, en este caso nosotras con azúcar glass.













-

No hay comentarios:

Publicar un comentario