miércoles, 31 de julio de 2013

COOKIES DE CREMA DE CACAHUETE Y CHOCOLATE




Recetas con crema de cacahuete hay muchas, muchísimas... nosotras hemos hecho unas cuantas. Ya publicamos unos deliciosos muffins y ahora le damos paso a estas estupendas galletas.
La crema de cacahuete es una de esas cosas que te va enganchando poco a poco, al principio la pruebas por curiosidad o para saber porque los norteamericanos se vuelven tan locos por ella y resulta que no te encanta, te gusta un poco, no mucho pero vamos que mala no está. Y decides darle otra oportunidad y te haces un bocata de crema con mermelada (típica y tópica merienda yankee)... y ahora parece que le vas encontrando más el puntillo, así que te lanzas a por una receta un poco más elaborada, unos muffins con trocitos de chocolate, como fue nuestro caso, y esto si que te encanta así que a estas alturas ya eres un poco fan y decides que ese bote de crema se tiene que amortizar y haces galletas y bizcochos y... vamos todo lo que puedes y como se te ocurren un montón de cosas, vas al supermercado y acabas comprando otro bote. Y casi sin darte cuenta te has convertido en fan. ¿De vez en cuando, haces como en las pelis y pillas una cucharilla y comes un poco directamente el bote?  ya no hay vuelta atrás, eres MUY fan y eso ya no tiene cura.
Esta es nuestra historia con la crema de cacahuete de ahí que, de vez  en cuando,  publiquemos alguna receta con este ingrediente como estrella principal. 
Sólo esperamos que no os importe que contribuyamos a convertiros en fans.

Ingredientes:

-115 gr. de mantequilla 
-100 gr. de azúcar moreno
-50 gr. de azúcar blanco
-180 gr. de crema de cacahuete
-160 gr. de harina
-1 huevo (L)
-1/4 tsp de bicarbonato
-1 tsp de vainilla en pasta
-1 tableta de vuestro chocolate preferido hecha trocitos (o trozazos)

Preparación:

Tamizar la harina con el bicarbonato y reservar.
Batir la mantequilla con los azúcares hasta que obtengamos una mezcla cremosa. Después añadimos la crema de cacahuete, batimos un poco más e incorporamos el huevo y la vainilla.
Ahora añadimos la harina poco a poco, y sin mezclar demasiado, sólo hasta que se haya integrado.
Lo siguiente es añadir los trozos de chocolate y distribuirlos en la masa con ayuda de una cuchara o espátula.
Hacemos bolas de masa con ayuda de una cuchara y las ponemos en una bandeja que introduciremos en la nevera una media hora.
Mientras esperamos podemos ir precalentando el horno a 180 grados.
Pasado este tiempo las hornearemos durante unos 10-12 minutos, puede que un poco menos, todo depende del tamaño de vuestras bolas de masa. Las nuestras tardaron unos 13 minutos y eran bastante grandes. Después del horneado las dejamos reposar un rato sobre la bandeja de horno y luego las pasamos a una rejilla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario