martes, 5 de noviembre de 2013

BIZCOCHO DE PLÁTANO Y CHOCOLATE





Esta receta nos encantaaaaaa, porque nos encanta el chocolate, eso ya lo hemos dicho un millón de veces, y nos gustan los plátanos. Pero sobre todo porque es de lo mas esponjoso/jugoso/gustoso que hemos probado últimamente. Y es tan pero que tan fácil!!!
Hace mucho tiempo que queríamos publicar esta receta porque nos tiene locas, pero es que parece mentira, cuando compras plátanos para el postre, resulta que a nadie le apetece comérselos, pero claro, cuando los compras expresamente para hacer una receta, y los estas reservando con todo el mimo del mundo para que se pongan maduros... entonces si!, entonces todo el mundo quiere plátano, todos se ponen de acuerdo para acabar con tus suministros de esta fruta!!! Aaarrrggg, que rábia! Pero al fin lo hemos conseguido y aquí está la receta, que por cierto es la misma que publicó hace poquito El monstruo de las galletas, hacedle una visita si aún no lo habéis hecho, os va a encantar porque además de recetas siempre cuenta cosas curiosas de los ingredientes, el porque de las cosas, vamos, que nos da unas clases magistrales sin salir de tu pantalla, jeje.
Ya nos contaréis que os parece y que tal os sale vosotros... o mejor colgad una foto del resultado en nuestra página de facebook, nos encanta ver vuestros bizcochos.



Ingredientes:

-125 gr de mantequilla a temperatura ambiente
-180 gr. de azúcar
-2 huevos
-200 gr. de platanos maduros triturados
-200 gr. de harina
-25 gr. de cacao en polvo (nosotras usamos Valor)
-5 gr. de levadura en polvo
-75 gr. de trocitos de chocolate
-una pizca de sal


Preparación:

Primero precalentamos el horno a 170 grados.

En un cazo mezclamos la harina, el cacao, la sal, la levadura y los trocitos de chocolate. Reservamos.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta obtener una mezcla cremosa, a continuación añadimos los huevos uno a uno y después el plátano triturado.
Después mezclamos los ingredientes húmedos con los secos hasta que esté todo bien integrado.
Hornear durante una hora u hora y cuarto, o hasta que al pinchar con un palillo esté salga limpio. A media cocción, si ha subido y ha roto lo cubrimos con un poco de papel de aluminio para que no se queme.






No hay comentarios:

Publicar un comentario