lunes, 31 de diciembre de 2012

ROSCÓN DE REYES





Ya tenemos aquí a los Reyes Magos... y con ellos viene el Roscón! Algo típico para el día 6 de enero.
Los hay adornados con frutas escarchadas, con azúcar... los hay rellenos y sin rellenar, pero todos llevan en su interior escondidos unos "regalitos", uno bueno, que sería un muñequito y uno malo... el haba, que si te toca... pagas!
Esta receta requiere de mucho tiempo porque tienes que esperar a que suba  y que vuelva a subir... pero el resultado merece la pena y además con estas cantidades os sale un Roscón grandecito, vamos que si tenéis invitados mejor porque hemos dicho grandecito por no decir graaandeee....
Y si pensamos en lo que nos costaría comprarlo en una pastelería... la verdad es que merece la pena hacerlo en casa porque nos sale por cuatro duros. Además seguro que vuestros comensales se sorprenden cuando les digáis que lo habéis hecho vosotr@s porque está muy bueno y esponjoso.

Ingredientes:

Para la "masa madre":
-75 gr. de harina de fuerza
-25 gr. de levadura fresca de panadero
-40 ml de leche templada
-Agua templada


Para la masa:
-400gr. de harina de fuerza
-80 gr. de mantequilla derretida
-70 ml. de leche entera
-Una pizca de sal
-100 gr. de azúcar aromatizado de naranja y/o limón (o azúcar y ralladura de naranja y limón)
-2 huevos medianos

Para el relleno:
-Nata montada

Preparación:

Lo primero es preparar la masa madre, para ello mezclamos la harina, la levadura y la leche hasta formar una bola y después la metemos en un bol y la cubrimos con agua templada. En unos 15 o 20 minutos la masa flotará en el agua, es entonces cuando estará lista para ser usada.
Después la sacamos y en un recipiente la mezclamos con el resto de ingredientes de la masa. Amasamos.
En cuanto al azúcar os diremos que podéis usar azúcar normal, pero nosotras lo hemos usado aromatizado de naranja y de limón, esto sería 50 gr de azúcar aromatizado de naranja y 50 gr de azúcar aromatizado de limón. ¿Qué como se aromatiza azúcar? Pues lo primero es pelar naranjas y limones. Sólo la piel, no tiene que haber nada de blanco, y las tenemos que secar, nosotras las hemos secado en el horno a unos 100 grados,primero las de naranja y luego en otra hornada las de limón, cuando estén bien secas (se rompen con la mano) las sacamos, las picamos pequeñitas, (como si estuviera rallada), y las mezclamos con el azúcar. Hay quien tiene una proporción mas o menos exacta para hacer la mezcla del azúcar con las pieles pero nosotras lo hacemos a ojo, de todas maneras os ponemos la proporción por si queréis hacerlo así, son 5 gr. de pieles por cada 70 gr de azúcar, aunque encontraréis otras similares si miráis por la red. Y si no os queréis complicar mucho siempre podéis usar azúcar normal y añadir después la ralladura de la piel de una naranja y un limón a la masa.
La masa debe presentar un aspecto flexible, quiere decir que cuando la apretamos con un dedo debe recuperar su forma fácilmente. Elástica, que se estira con facilidad y no se rompe. Y lisa y uniforme, esto es sin grumos. Uf! todo esto parece mucho pero ya veréis como le pilláis el punto. Bueno, cuando tengamos la masa con ese aspecto, formamos una bola y la introducimos en un bol ligeramente engrasado y la tapamos con papel film (también engrasado con un pelín de aceite) y esperamos hasta que doble o triplique su volumen. Si la dejamos en una habitación que esté calentita mejor, esto ayudará a que suba.


Una vez que haya subido, la amasamos un poco, la colocamos en una bandeja de horno con papel de hornear y le damos forma de roscón. Hacemos una bola, la aplanamos y le hacemos el agujero en el centro. Para que el agujero no se cierre cuando vuelva a subir nosotras colocamos un aro de emplatar en el orificio. Ahora llega la hora de decorar, nosotras lo pintamos con un poco de huevo batido, una guindas y le esparcimos un poco de azúcar humedecido.
Tapamos con un paño limpio o con papel film engrasado y esperamos a que vuelva a subir doblando su volumen.


Cuando haya doblado el volumen, pincelamos otra vez con huevo y lo metemos en el horno, 170 grados, durante unos 20-25 minutos, también podéis usar el truco del palillo y si veis que se tuesta mucho y aún no está cocido, lo tapáis con papel de aluminio.


Lo retiramos del horno, y cuando se haya enfriado, lo cortamos por la mitad y lo rellenamos de nata montada. 











Por cierto, que no se os olvide esconder en la nata el haba y el muñequito!!!





3 comentarios:

  1. Chicas si que merece la pena siiiii....mmmmmm mira que el roscon casero me pierde!!
    un besazo y si por aqui tambien os seguia ja ja
    cakes cookies and muffins
    Feliz año nuevo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ruth!!! es que el roscón casero está requetebueno ;)
      Nos encanta tenerte por aquí.
      Besitos guapa y feliz año nuevo para ti también!

      Eliminar
  2. Que buena pinta tiene !!! Los caseros están muchísimo más buenos .

    ResponderEliminar